Archivo de la categoría: Algeciras

Algeciras

Imágenes de Algeciras en el blog Mi algeciras.

Situada junto al Estrecho de Gibraltar en la Bahía de Algeciras, en su término municipal se encuentran el Parque natural de Los Alcornocales y el Parque natural de El Estrecho.

Fachada del Ayuntamiento de Algeciras

Parque de los Alcornocales.
Río de la Miel

Iglesia de Santa María de la Palma

Su vocación marinera persiste en el siglo XXI

Algeciras desde el Santísima Trinidad

Cartofilia de ALGECIRAS

Altar Mayor Ntra. Sra. de la Palma

Patio del Cristo (ya desaparecido)

El Margarita, al fondo Algeciras

El Margarita, al fondo el Peñón de Gibraltar

Cine Almanzor, Avda. Fuerzas Armadas

Cuartel de Infantería, monumento al General Castaños y buzón de Correos (ya desaparecidos).

Sociedad Casino de Algeciras

Vapor correo y Estación Ferrocarril del Puerto

ALGECIRAS, 1910. Comida ofrecida por el Ayuntamiento de Algeciras a los soldados del Batallón de Cazadores de Talavera, con motivo de su llegada de Africa. (Recorte de prensa en la sección Actualidades Nacionales)  

Cómo llegar

Comunicaciones

Avión A 18 km se encuentra el Aeropuerto de Gibraltar. Enlaza con Madrid y Londres.
A 100 km se encuentra el Aeropuerto de Jerez de la Frontera.
A 125 km se encuentra el Aeropuerto Internacional de Málaga  
Ferrocarril Enlaza con Madrid a través de la red Algeciras-Bobadilla-Córdoba.
Actualmente la línea férrea enlaza en Antequera con la Alta Velocidad. Existen dos trenes Altaria que unen la ciudad con Madrid, en horario de mañana y tarde. Además los trenes regionales que enlazan con Ronda y Granada.
Autobús Se enlaza con casi todas las capitales de provincia de España.
Automóvil Desde Cádiz Autovía desde Cádiz hasta Chiclana, nacional A7 pasando por Chiclana, Conil de la Frontera, Vejer de la Frontera, Tarifa, Pelayo y llegada a Algeciras.
  Desde Sevilla Autopista Sevilla-Cádiz, girar a la derecha en la salida a Jerez de la Frontera y posteriormente dirección Los Barrios por autovía Jerez-Los Barrios, saliendo a la A7 Cádiz-Málaga, giramos hacia la derecha dirección Algeciras. Hemos pasado por las afueras de Medina Sidonia, Alcalá de los Gazules y Los Barrios.
  Desde Málaga Existen dos vías de comunicación, una es la autopista de peaje Málaga-Guadiaro (con tres peajes) y la segunda la autovía A7 Málaga-Algeciras (recorre los pueblos de la Costa del Sol).

Más información en la página del Ayuntamiento

 

Teléfonos de interés

Ayuntamiento 956 67 27 00
Protección Civil 956 63 30 13
Policía Local 956 66 01 55
Oficina de Turismo 956 57 26 36
Más teléfonos en la página del Ayuntamiento

 

Historia

Información detallada de la historia de nuestra ciudad la podemos encontrar aquí.

 

Lugares emblemáticos

Hornos romanos, Baños andalusís, Capilla de Ntra. Sra. de Europa, las Murallas Meriníes, la Plaza Alta, el Mercado del Ingeniero Torroja, Faro de Punta Carnero, etc… Más información sobre estos lugares aquí.

 

Playas

Ya en el casco urbano y la Bahía se encuentra la playa de “El Rinconcillo”. En la ciudad, a 2 Km. del centro urbano se encuentra la playa de “Getares”.

Playa de Getares

El Rinconcillo

La Escalinata

“La Escalinata” se construye en Algeciras con el fin de comunicar la “Plaza Alta” con la primera fase del recién estrenado “Paseo Marítimo”, para ello se derriba en 1954 el edificio que estaba justo a la derecha de la Capilla de Europa, donde se encontraba el “Bar La Taurina”. “La Escalinata”,
construida en piedra tallada y con un bonito diseño circular donde las rampas
laterales cercaban una pequeña placita con una preciosa fuente de cinco caños. Tres miradores, uno en cada una planta con su correspondiente baranda de hierro. En este mismo año se inaugura el estadio “El Mirador”, hecho con la misma piedra tallada y del mismo estilo que la escalinata. También en 1954, me contaron en una ocasión, que desapareció la antigua Pescadería, dando lugar a la calle Alcázar de Toledo, que más que una calle era y es una plazuela por donde se accede al Mercado del Ingeniero Torroja. De este modo se continuaría con una serie de proyectos que podemos imaginar, pues al no encontrar dato alguno al respecto, solo nos queda imaginar y de este modo sacar conclusiones.

De esta manera nace el “Paseo Marítimo”, un ambicioso proyecto basado en la entrada y salida del Puerto y la ciudad a orillas del mar.

“La Escalinata” fue todo un símbolo de la Algeciras de los años 50, por donde gustaba pasear o tomar una cerveza en la terraza de la Cafetería Europa de mi amigo Cepero, mirando al mar, contemplando la Lonja del Pescado, la fábrica de hielo de Gonzalo Seguí,
disfrutar de la hermosa vista que desde su parte superior podía contemplarse de la hermosa Bahía y del continuo trasiego de sus barquitos de pesca, etc. Todo cuanto digo, lo hago, refiriéndome a mi juventud, a los apasionantes años sesenta, cuando el “escarabajo picúo” aún no había entrado en acción, y “La Escalinata” estaba fresca y joven y sin ningún virus.

A principio de 2001 comienza el derribo de “La Escalinata”, pero me asombro al ver una foto de Felipe Navarro que textualmente dice: “Lugar en “La Escalinata” donde próximamente se comenzará a construir un aparcamiento subterráneo”, o sea que nos estaban vendiendo la burra haciéndonos pensar que “La Escalinata” se quedaría en su sitio una vez concluida la obra.

La Escalinata fue otro monumento de nuestra ciudad que lo hicieron desaparecer sin las mínimas contemplaciones, sin vacilar, sin el menor pudor, pero lo mas triste de esta cuestión es que no se pidan ni se den la menor de las explicaciones o responsabilidades, y todo cuanto ocurre quede en la mas absoluta impunidad.

En nuestro recuerdo permanece viva la imagen de la escalinata, que ya nunca mas, ni nosotros, ni nuestros hijos podremos disfrutar.

Información recopilada por Fernando Ruiz Parias

El Patio del Cristo

Tenía su entrada este patio por el nº 4 de la calle López, ahora Teniente Riera. Entrando por el portón podíamos ver el patio contorneado por casas bajitas adosadas y a la izquierda según entrábamos se encontraba la capilla, totalmente cerrada con una negra reja que hacía inaccesible la entrada.

Desde la reja podíamos ver justo enfrente al Cristo, en lo alto de un altar adornado con todo tipo de guirnaldas, candelabros, flores y luces, dos columnas que flanqueaban el retablo, así como unos escalones por donde se subía al altar y unas barandillas metálicas que marcaban el camino hacia el ara. Al lado del altar había una puerta por donde se accedía a una especie de sacristía.

A ambos lados de la capilla, se encontraban, en la pared, una urna acristalada donde las gentes depositaban sus votos (piernas, manos, cabezas, etc.) según el milagro que hubiera recibido del Cristo.

Ya en el exterior de la capilla había un cepillo para recoger las limosnas que la gente depositaba y que se destinaban a cubrir los gastos de mantenimiento que la capilla originaba, de esta manera al Cristo no le faltaban flores ni otro tipo de cuidados. También fuera de la capilla se encontraban unos soportes donde se colocaban las mariposas, (pequeños recipientes con agua y aceite donde flotaban unas lámparas de cartón con el pabilo en el centro), éstas, estaban encendidas todo el día y cuentan que durante la guerra civil española, que Algeciras fue una ciudad como tantas otras desabastecida de alimentos de primera necesidad y donde tanta gente pasó hambre, a este Cristo, que tanta devoción despertaba y tantos milagros se le atribuían, jamás le faltó una botella de aceite para que las mariposas permanecieran encendidas día y noche.

La propietaria de este patio que tanta fama llegó a alcanzar entre propios y extraños era Dª. Concepción Cardona Juliá. Viuda de Navarrete, y del cuidado de este Cristo y su Capilla se encargaba una señora, vecina de una de las casitas del patio de nombre Isabel Difarque. 

Durante la República, la capilla también fue como muchas otras, objeto de vandalismo y fanatismo mal entendido, y en sus paredes pulcramente limpias y cuidadas aparecieron un día pintadas de mal gusto como “viva Gabriel y Galán” y otros escritos que nada tenían que ver con la inofensiva capilla ni con su Cristo.

Dice Don Cristóbal Delgado en sus libros, que el patio fue derribado en 1965, con la intención de salvar o respetar la capilla, pero todo quedó en proyectos que nunca se llegaron a cumplir.

Hoy día, se le recuerda en una placa de cerámica que adorna el chaflán de la fachada del supermercado Supersol en la calle transversal Teniente Maroto.

Información recopilada por Fernando Ruiz Parias